Confesiones y reflexiones

El amor es esto.

47_mastitis

He de reconocer que no sirvió de mucho. Mi lactancia terminó a los cuatro meses y, aunque lo intenté por todos los medios, como podéis ver en la viñeta, no conseguí que fuera placentera. Pero tengo que decir que esa noche de dolor y congestión tetil, me aliviaste y me demostraste que si un bebé o un sacaleches no conseguían hacer su función, ahí estabas tú para ayudarme. Y para quererme.


· Las ilustraciones son propiedad de Cristina Torrón. Por favor, no las reproduzcas sin mi consentimiento ·

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s